importancia de la educación inclusiva

Todos los niños tienen derecho a recibir el apoyo de sus padres y de su comunidad para crecer, aprender y desarrollarse en los primeros años y, al llegar a la edad escolar, ir a la escuela y ser acogidos e incluidos tanto por los profesores como por sus compañeros. Cuando todos los niños, independientemente de sus diferencias, se educan juntos, todos se benefician: ésta es la piedra angular de la educación inclusiva.

 

¿Qué es la educación inclusiva?

La educación inclusiva significa que alumnos diferentes y diversos aprenden codo con codo en la misma aula. Disfrutan juntos de las excursiones y las actividades extraescolares. Y asisten a los mismos encuentros deportivos y obras de teatro.

En la educación inclusiva se valora la diversidad y las contribuciones únicas que cada alumno aporta al aula. En un entorno verdaderamente inclusivo, tanto en primarias como en bachillerato y universidades en tulancingo y de todo el mundo, todos los estudiantes se sienten seguros y tienen un sentido de pertenencia. Los alumnos y sus padres participan en el establecimiento de los objetivos de aprendizaje y toman parte en las decisiones que les afectan. Y el personal de la escuela tiene la formación, el apoyo, la flexibilidad y los recursos necesarios para cuidar, animar y responder a las necesidades de todos los alumnos.

 

 

Educación inclusiva en universidades

 

 

¿Por qué es importante la educación inclusiva?

Los sistemas inclusivos proporcionan una educación de mayor calidad para todos los niños y son fundamentales para cambiar las actitudes discriminatorias. Las escuelas proporcionan el contexto para la primera relación de un niño con el mundo fuera de sus familias, permitiendo el desarrollo de relaciones e interacciones sociales. El respeto y la comprensión crecen cuando los alumnos de diversas capacidades y orígenes juegan, socializan y aprenden juntos.

La educación que excluye y segrega perpetúa la discriminación de los grupos tradicionalmente marginados. Cuando la educación es más inclusiva, también lo son los conceptos de participación cívica, empleo y vida comunitaria.

 

¿No es mejor separar a los niños que necesitan atención especializada?

La educación separada y especial no garantiza el éxito de los niños que necesitan atención especial; las escuelas inclusivas que ofrecen condiciones de apoyo y adecuadas al contexto para el aprendizaje demuestran resultados mucho mejores [PDF]. Las actividades extraescolares, el apoyo de los compañeros o las intervenciones más especializadas implican que toda la comunidad escolar trabaje en equipo.

 

Elementos básicos de la educación que es inclusiva

  • Uso de auxiliares o especialistas de la enseñanza: Este personal tiene el potencial de ser inclusivo o divisivo. Por ejemplo, un especialista que ayuda a los profesores a atender las necesidades de todos los alumnos está trabajando de forma inclusiva. Un especialista que saca a los alumnos de la clase para trabajar con ellos individualmente de forma regular no lo es.
  • Plan de estudios inclusivo: Un plan de estudios inclusivo incluye temas relevantes a nivel local y contribuciones de grupos marginados y minoritarios. Evita las narrativas binarias de buenos y malos, y permite adaptar el currículo a los estilos de aprendizaje de los niños con necesidades educativas especiales.
  • Participación de los padres: La mayoría de las escuelas se esfuerzan por conseguir un cierto nivel de participación de los padres, pero a menudo se limita a correos electrónicos a casa y a conferencias ocasionales entre padres y profesores. En un sistema escolar diverso, la inclusión significa pensar en múltiples formas de llegar a los padres en sus propios términos.

 

¿Cómo avanzar en la educación que es inclusiva?

  • Garantizar que los educadores tengan la formación, la flexibilidad y los recursos necesarios para enseñar a alumnos con necesidades y estilos de aprendizaje diversos.
  • Garantizar que los jardines de infancia y las escuelas reciban un apoyo financiero adecuado y sostenible para que todas las actividades y servicios sean plenamente inclusivos.
  • Capacitar a los padres para que hagan valer el derecho de sus hijos a la educación en entornos inclusivos.
  • Permitir que toda la comunidad -incluidos los educadores ordinarios y especiales, los trabajadores sociales, los padres y los alumnos- trabaje conjuntamente y participe en el diseño, la impartición y la supervisión de la educación, replanteando así la educación inclusiva como una responsabilidad compartida.
  • Responsabilizar a los gobiernos de la aplicación de la legislación antidiscriminatoria, los mandatos legales de inclusión y las políticas de eliminación de barreras.

Seguro te interesará leer: Conoce Google Jamboard, una herramienta digital para estudiantes