animación digital: historia

La animación digital: ¡conoce su historia!

La animación digital es un término general que se refiere al arte de crear imágenes animadas mediante el uso de ordenadores y herramientas digitales.

En el caso de la animación por ordenador, se muestra una imagen en el monitor del ordenador antes de ser sustituida rápidamente por una nueva imagen casi idéntica, pero con un paso muy pequeño en el tiempo. Este proceso tiene lugar a una velocidad de 24, 25 o 30 fotogramas por segundo, por lo que el ojo humano lo percibe como un movimiento continuo.

El funcionamiento de la animación digital es diferente según se trate de 3D o 2D. En la animación 3D los objetos se producen digitalmente y luego se colocan en marcos conceptuales o “esqueletos”. En la animación de ilustraciones en 2D, se utilizan objetos separados y capas transparentes separadas en la animación y pueden utilizarse con o sin un esqueleto virtual.

La última etapa del proceso de animación por ordenador es el renderizado. En el caso de las animaciones en 3D, el proceso de renderizado tiene lugar después de que se haya completado todo el modelado, y en el caso de las animaciones en 2D, el proceso de animación de fotogramas clave es el renderizado y los fotogramas interpolados se renderizan según sea necesario.

 

 

¿Cómo empezó todo?

En las décadas de 1940 y 1950 se realizaron algunos experimentos de animación gráfica por ordenador, siendo el más notable el de John Whitney en 1958, cuando creó lo que se considera la primera animación digital de la historia. En colaboración con el legendario diseñador gráfico Saul Bass, Whitney creó la secuencia de títulos de Vértigo, de Alfred Hitchcock, utilizando un ordenador analógico. Whitney está considerado como uno de los padres de la animación por ordenador y se ha ganado un lugar en la historia de la animación.

La verdadera aceleración de la animación por ordenador moderna se produjo tras la llegada de los ordenadores digitales en la década de 1960. Universidades como la de Ohio y la de Utah crearon departamentos de animación por ordenador, y otras instituciones como la National Film Board of Canada empezaron a experimentar con la nueva disciplina y muchas compartieron el objetivo de crear un programa de animación. Estas primeras exploraciones de la animación digital se orientaron principalmente hacia fines científicos, de investigación y de ingeniería. Una de las primeras películas generadas por ordenador salió de los Laboratorios Bell en 1963. Llevaba el pegadizo título de A Two Gyro Gravity Gradient Attitude Control System y mostraba una caja con líneas de borde que representaba un satélite orbitando alrededor de una esfera que representaba la Tierra.

 

En 1973, la animación digital salió del laboratorio y llegó a la gran pantalla cuando se utilizó por primera vez el procesamiento digital de imágenes en un largometraje. El director Michael Crichton contrató a John Whitney Jr (hijo de John Whitney) y a Gary Demos de Information International, Inc. para algunas de las escenas de Westworld. Para reflejar el punto de vista del androide en la película, procesaron digitalmente la película para que pareciera pixelada.

A lo largo de los años 70 y principios de los 80, los avances tecnológicos continuaron, con la introducción del framebuffer. En la década de 1980, esta nueva tecnología estaba empujando la animación digital hacia nuevos lugares.

 

Abriéndose paso

La década de los noventa fue la del despegue de la animación por ordenador, que se convirtió en una parte importante de la industria del cine y la televisión. El CGI y el morphing utilizados en Terminator 2: Judgment Day se consideraron el uso más importante de CGI en una película desde Tron en 1982. En los años 90 también se produjeron las primeras películas de animación en 2D utilizando únicamente el sistema de producción de animación por ordenador (CAPS).

En 1990, Walt Disney estrenó The Rescuers Down Under (Los salvadores de Australia), creada únicamente con el sistema CAPS. Walt Disney siguió con La Bella y la Bestia en 1991. Una vez más, se realizó utilizando únicamente el sistema CAPS, pero lo llevó aún más lejos e incorporó también efectos CGI en 3D. La película fue un gran éxito de taquilla y también se convirtió en la primera película de animación nominada al Oscar a la mejor película.

El CGI se utilizó en un número cada vez mayor de películas y programas de televisión, como Parque Jurásico, Babylon V y El Rey León. En 1995 se alcanzó otro gran hito: Disney-Pixar estrenó el primer largometraje totalmente animado por ordenador, Toy Story. Toy Story, un éxito arrollador, se convirtió en una de las películas más taquilleras de todos los tiempos y reveló el verdadero potencial de la animación por ordenador y los personajes en 3D. En la actualidad, la animación por ordenador es, con diferencia, el tipo de película de animación más extendido.

 

La animación digital en la actualidad

Hoy en día, la carrera de animacion digital y las imágenes generadas por ordenador son la norma absoluta en las industrias de la televisión, el cine y los videojuegos. Las mejoras tecnológicas han incrementado las capacidades de la CGI y, al mismo tiempo, la han hecho más accesible. El aumento de la capacidad de procesamiento y la mejora de los programas informáticos hacen que la animación por ordenador de alta calidad ya no se limite a las grandes empresas con potentes ordenadores de estación de trabajo.

Muchos ordenadores domésticos son ahora capaces de producir animaciones por ordenador que antes habrían requerido gigantescas máquinas de renderizado. Esto ha creado nuevas oportunidades para que particulares y empresas experimenten con la animación. Si quieres aprender a animar, la barrera de entrada nunca ha sido tan baja y el potencial nunca ha sido mayor. Ya no hace falta un título de animación para iniciarse en este campo, puedes empezar ahora mismo.

La razón por la que el CGI y la animación digital se han hecho tan populares es que hacen posible casi cualquier cosa: el único límite es tu imaginación.