La psiquiatría vs. psicología

Las diferencias entre la psiquiatría y la psicología

¿Conoces la diferencia entre la psicología y la psiquiatría? Ambas profesiones comparten algunos requisitos educativos y prácticas, pero son distintas entre sí. .

La gente suele utilizar los términos “psiquiatra” y “psicólogo” indistintamente, un error fácil de cometer si no se está familiarizado con el campo. Ambos profesionales tratan a pacientes con problemas de salud mental de forma individualizada. Sin embargo, hay bastantes diferencias entre las dos profesiones en lo que respecta a su educación, formación y alcance de la práctica.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre la psicología y la psiquiatría? Sigue leyendo para descubrirlo.

 

¿Qué es la psicología?

Es el estudio de la mente, las emociones y el comportamiento, la psicología se consideraba una rama de la filosofía antes de convertirse en una disciplina independiente a mediados del siglo XIX. Los estudiantes de psicología examinan los factores cognitivos y sociales que influyen en las acciones y reacciones de las personas. Los psicólogos emplean una serie de técnicas terapéuticas para ayudar a los pacientes a superar sus traumas y mejorar su salud mental.

 

 

La psicología

 

 

¿Qué es la psiquiatría?

La psiquiatría es una rama de la medicina centrada en el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos mentales. El término significa literalmente “tratamiento médico del alma”. Al igual que los psicólogos, los psiquiatras utilizan la psicoterapia para ayudar a los pacientes. Sin embargo, también entienden cómo la biología influye en la salud mental de una persona y cómo tratar las enfermedades mentales con medicamentos.

 

Similitudes y diferencias

Aunque las disciplinas de la psicología y la psiquiatría tienen mucho en común, existen algunas diferencias clave en la formación y las prácticas asociadas a cada una de ellas.

 

Formación y educación

Los psicólogos deben obtener una licenciatura, una maestría y en muchas ocasiones un doctorado en psicología.

Para llegar a ser psiquiatra, los estudiantes deben cursar la licenciatura en medicina. Los futuros psiquiatras estudian farmacología, anatomía, biología, neurología y enfermedades, adquiriendo los conocimientos necesarios para recetar medicamentos. Los graduados una vez completados sus 4 años aproximadamente de formación académica, deben realizar el internado, después el servicio social y una residencia en la especialidad de psiquiatría.

 

Diferencias en la práctica

Los psicólogos son los que dan terapia a los pacientes, mientras que los psiquiatras tratan a los pacientes principalmente recetando medicamentos, mientras que los psicólogos se basan principalmente en proporcionar terapia de conversación y/o conductual.

 

Como carrera profesional

Los psiquiatras suelen pagar más por su formación que los psicólogos porque pasan más tiempo en la escuela. Sin embargo, la inversión se amortiza rápidamente, ya que el psiquiatra medio gana más que el psicólogo clínico típico. Aunque esto atrae inicialmente a muchos estudiantes a la psiquiatría, hay otros factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir entre las dos profesiones.

 

 

Psiquiatra

 

 

Los estudiantes de la carrera de psicologia profundizan en las causas externas de los trastornos mentales y en los enfoques terapéuticos para tratarlos. Los psiquiatras dedican mucho tiempo a explorar los elementos biológicos y neurológicos de la salud mental, lo que requiere una gran aptitud para las matemáticas y la ciencia.

Algunos prefieren la psicología clínica porque les permite pasar más tiempo conociendo a sus clientes y fomentando relaciones más profundas con ellos.

 

Como paciente

Puede ser complicado determinar el tipo de profesional de la salud mental que más pueda convenirte. Si crees que padeces una enfermedad mental grave, como el trastorno bipolar o la esquizofrenia, considera la posibilidad de acudir a un psiquiatra. Aunque las personas con estas enfermedades pueden beneficiarse de la psicoterapia, la medicación también es un tratamiento útil para muchas personas.

Por regla general, un buen punto de partida es acudir con un psicólogo clínico. La terapia conversacional puede ayudarte a procesar el trauma y darte herramientas para afrontar el estrés, la depresión y la ansiedad sin necesidad de medicación. Si su terapeuta determina que la terapia por sí sola no mejora tus síntomas, entonces puedes considerar la posibilidad de acudir a un psiquiatra.

 

La elección de carrera entre la psiquiatría y la psicología se reduce a las prioridades personales, ya que ambas profesiones tienen pros y contras. Los factores que difieren son los requisitos educativos, el salario medio y el ámbito de la práctica.

 


 

Continúa leyendo: Áreas de trabajo para los profesionales de la psicología