Los beneficios de estudiar una maestría

Las ventajas de una maestría en el mercado laboral

Decidir si debes cursar una maestría puede ser una decisión difícil, tanto si eres un recién egresado de licenciatura como si ya eres un profesional experimentado. Es un esfuerzo que lleva mucho tiempo y que requiere una gran cantidad de auto-motivación. También es un compromiso financiero muy serio; naturalmente, querrás estar seguro de que los beneficios que obtendrás valen la pena.

Por suerte, lo valen. Sean cuales sean las razones por las que has decidido continuar tu formación, una maestría puede proporcionarte importantes ventajas sobre otros profesionales.

 

Beneficios

1. Aumentarás tu potencial de ingresos

Las maestrías no son baratos. Aunque los precios varían según las instituciones y puedes obtener financiamiento público o privado, es importante que tengas en cuenta tu situación económica actual antes de comprometerte con un programa. El lado positivo es que, una vez completado el curso, obtendrá un buen rendimiento de su inversión.

 

2. Abre oportunidades de promoción profesional

La mayoría de las personas, sobre todo las que ya tienen un buen currículum, hacen una maestría para pasar a la siguiente fase de su carrera. Esto puede significar un MBA o una cualificación de gestión similar, o incluso algo totalmente ajeno si lo que quieres es cambiar completamente de dirección. En cualquier caso, una maestría puede ser un trampolín muy valioso.

Los empleadores reconocen el valor de cursar una maestría; algunos incluso lo convierten en un requisito previo, mientras que en sectores como la sanidad y la educación son obligatorios. Pero incluso en términos generales, una maestría puede diferenciarte del resto.

 

3. Desarrollarás conocimientos especializados

Parte del atractivo para los empleadores reside en los conocimientos muy específicos y detallados que adquieres en un determinado campo o materia. Si solicitas un puesto de trabajo en un área relevante o relacionada, esto te favorecerá enormemente.

De hecho, demuestra que te dedicas a mejorar tu experiencia en el sector y tu credibilidad, lo que te ayuda a ser aún más competitivo en el campo elegido. Por ejemplo, muchos abogados hacen una maestría para convertirse en expertos en campos relativamente limitados, como una maestría en finanzas digitales, en derecho de la propiedad intelectual, la evaluación de riesgos medioambientales o la regulación de las telecomunicaciones. Ser un experto en la materia también puede hacerte muy valioso en calidad de consultor.

 

Estudiar una maestría: conocimiento especializado

 

4. Fomenta la flexibilidad y el aprendizaje permanente

Una de las mayores ventajas de una maestría es su estructura flexible. Esto significa que puede hacerse a tiempo parcial, a distancia o mediante una combinación de varios métodos, lo que es perfecto para las personas que tienen otros compromisos. Fomenta el aprendizaje permanente entre personas que se encuentran en diferentes etapas de su vida.

Muchos estudiantes de maestría aprovechan las habilidades y conocimientos que ya tienen y descubren que desarrollan otras nuevas y muy útiles, como la investigación, la escritura y el análisis. También se convierten en mejores solucionadores de problemas y pueden abordar más fácilmente proyectos complejos.

 

5. Construirás tu red de contactos

Estudiar un curso de nicho con un grupo de personas de gran éxito con ideas afines tiene otro beneficio obvio: el potencial para crear una red de contactos. Dependiendo de tu sector, los contactos que hagas en este entorno pueden suponer una gran diferencia en tu carrera; además, tus profesores serán líderes consolidados del sector que pueden proporcionarte conexiones adicionales.

 

 

La estructura de un curso de posgrado no es para todo el mundo, y algunas opciones profesionales no requieren necesariamente más estudios como medio de progresión, pero muchas sí, y las habilidades que acumularás se trasladarán a cualquier campo.

Así que, tanto si no está seguro de cuál es su próximo paso, como si quiere progresar en su carrera o simplemente quiere desafiarse a sí mismo, una maestría podría ser justo lo que está buscando.