Por qué estudiar una maestría en finanzas

Por estas razones deberías estudiar una Maestría en Finanzas

Si tienes un gran interés en la economía y las inversiones, tienes una mentalidad inquisitiva y analítica, y ya cuentas con una licenciatura, es posible que quieras considerar la posibilidad de estudiar una maestría en finanzas. Hacerlo no sólo te dará una mayor ventaja en la búsqueda de una carrera profesional exitosa, sino que también te preparará mejor para trabajar en un campo dinámico.

El mundo necesita constantemente profesionales de las finanzas, por lo que tu experiencia será siempre muy solicitada. Con el conjunto de habilidades únicas y el conocimiento de la industria que acumules con el paso de los años, serás considerado un profesional muy atractivo para los posibles empleadores.

Ventajas de estudiar una maestría

 

Oportunidades profesionales prósperas

Las finanzas son una asignatura muy profesional que puede abrir muchas puertas a diversas oportunidades profesionales en todo el mundo, desde la gestión financiera o los seguros, hasta la banca comercial y la financiación de cobertura.

Aunque trabajar en finanzas puede ser un reto, también puede ser muy gratificante (económicamente), con un potencial de ingresos que varía enormemente según la experiencia, el puesto y el sector en el que se trabaje.

 

Empleadores buscan a personas con mayor preparación

En definitiva, los empleadores son más propensos a cubrir un puesto con un candidato con una maestría frente a uno que no haya cursado un título avanzado. Pero, ¿por qué los empresarios buscan contratar a quienes tienen más formación en el sector financiero actual? Aquí hay algunas razones

  • Al estudiar una maestría se tiene una formación más moderna y reciente que puede ser utilizada en beneficio de una empresa.
  • Los que tienen un mayor nivel de educación tienen más habilidades de liderazgo y gestión, ambos factores clave en el diverso lugar de trabajo actual.
  • La mayoría de los que tienen un maestría tienen tanto formación avanzada como experiencia laboral, una cualificación importante para muchas empresas.

 

Campo laboral menos saturado

Una maestría en finanzas estará mucho más orientada a los aspectos financieros de las empresas. Los clases incluyen matemáticas, teoría financiera, finanzas cuantitativas, mercados, información financiera, inversiones, análisis financiero y valuación. En lugar de formarte para una variedad de campos, la maestría en finanzas señala un enfoque estrecho que te diferenciará de la multitud.

Existen muchas oportunidades de trabajo en el sector financiero, lo que ofrece muchas opciones para los estudiantes de finanzas. Se trata de un mercado laboral mucho menos saturado que las ofertas para quienes solo tienen una licenciatura.

 

Oportunidades infinitas

Mucha gente se pregunta por las oportunidades de promoción profesional que puede ofrecer estudiar una maestría. Si decides estudiar una maestría en finanzas, podrías optar por trabajar en algunos de los siguientes puestos:

  • Analista financiero senior
  • Banquero comercial o de inversión
  • Director financiero
  • Funciones de gestión en cualquier departamento financiero

Con una maestría en finanzas, tu currículum será más impresionante para los empleadores y les proporcionará una mejor razón para contratarte frente a otros candidatos. También ayuda a los ascensos dentro de la misma empresa.

 

Camino hacia el liderazgo

Como profesional de las finanzas, es probable que trabajes directamente con los líderes de la empresa. No sólo tendrás un camino directo hacia la cima, sino que los profesionales de las finanzas también trabajan con los responsables de la toma de decisiones fuera de la empresa. Es posible que trabajes con agencias gubernamentales, bancos, miembros del consejo de administración, accionistas, otras empresas, proveedores, etc.

Si está interesado en ascender en el escalafón de una compañía, querrás tener un título que apoye tu trayectoria profesional. Una maestría es un punto de partida importante.

Tu voz tendrá un gran impacto

La mayoría de la gente quiere sentir que su aportación es importante. Como profesional de las finanzas con una maestría en finanzas, vas a tener una gran influencia en la empresa. Tú serás el “detective” que evalúa los detalles actuales y busca los puntos débiles. Ahora, más que nunca, las empresas se preocupan por sus finanzas y por tomar decisiones monetarias acertadas.

Las empresas se esfuerzan mucho por su nombre, su reputación, su producto y sus clientes, pero lo fundamental es el dólar. Si la empresa no puede ganar suficiente dinero, quebrará. Si la empresa gasta mal el dinero o no tiene el flujo de caja adecuado, quebrará. Tú serás el profesional que ayuda a poner en práctica esas estrategias y a garantizar que la empresa se mantenga lo más saludable posible desde el punto de vista financiero.