Afecciones de la vista

Conoce las principales afecciones de la vista

El ojo es un órgano esencial del sistema visual. Se compone de dos partes: el globo ocular y el nervio óptico, que transmite la información visual al cerebro. Para crear una imagen, los rayos de luz atraviesan la membrana transparente que es la córnea, luego el cristalino que nos ayuda a pasar de la vista de cerca a la de lejos. Por último, la imagen se forma en la retina, el tejido nervioso altamente vascularizado que transmite la imagen al cerebro a través del nervio óptico.

 

¿Qué son los trastornos refractivos o ametropías de la vista?

Los trastornos refractivos son los más comunes y conocidos, y son el resultado de una anomalía en el sistema óptico: ojos demasiado largos o cortos, córneas deformadas como una forma de cono, etc.

Miopía

La miopía es una condición causada por una distancia excesiva entre la córnea y la retina. Por tanto, la imagen percibida se forma delante de la retina. La vista es perfecta de cerca, pero los objetos lejanos aparecen borrosos. Se corrige usando gafas o lentes de contacto con cristales cóncavos. Con estos dispositivos, la imagen se desplaza hacia la parte posterior de la retina, consiguiendo así una visión clara.

 

Miopía

 

 

Hipermetropía

La hipermetropía es una condición causada por un ojo demasiado corto, lo que provoca una visión borrosa de cerca y una visión generalmente correcta de lejos. A diferencia de la miopía, esta condición puede ser corregida y compensada por el ojo. Sin embargo, este esfuerzo provoca fatiga y dolores de cabeza, sobre todo al final del día. Al contrario que la miopía, la hipermetropía se corrige con lentes convexos.

 

Presbicia

La presbicia es una condición causada por el envejecimiento natural del ojo. Con el paso de los años, el cristalino pierde su elasticidad y el ojo se esfuerza por formar una imagen clara en función de la distancia. La corrección implica el uso de lentes multifocales conocidas como lentes progresivas para crear la vista clara independientemente de la distancia. La presbicia es frecuente en personas mayores de 45 años.

 

Astigmatismo

El astigmatismo crea la vista borrosa en todas las distancias porque los contrastes entre las líneas horizontales, verticales y oblicuas no se perciben bien. El astigmatismo puede estar asociado a otras deficiencias visuales como la miopía, la hipermetropía o la presbicia. Puede corregirse mediante el uso de lentes correctoras de tarie en gafas o lentes de contacto. En todos estos casos, dependiendo del grado de afectación visual y de las molestias, se puede sugerir la cirugía ocular refractiva con láser si el oftalmólogo lo considera necesario.

 

Principales afecciones oculares

DMAE o degeneración macular

Esta afección se encuentra asociada a la edad y es una enfermedad crónica y progresiva de la retina central. Produce una disminución gradual de la vista en el centro del campo visual que dificulta la lectura, el reconocimiento facial, la conducción, etc. Cuando se diagnostica a tiempo, su progresión puede ralentizarse en pacientes con la llamada forma “húmeda” de la enfermedad con un tratamiento adecuado.

 

 

Degeneración macular

 

 

Cataratas

La catarata es una opacidad parcial o total del cristalino que provoca una disminución gradual de la visión (visión borrosa o nebulosa). Es la principal causa de ceguera en todo el mundo. Dependiendo de la progresión de la catarata, se puede proponer un tratamiento quirúrgico. Consiste en extraer el cristalino y sustituirlo por una lente artificial conocida como implante de lente intraocular. Las cataratas suelen estar relacionadas con el envejecimiento, pero la exposición de los ojos al sol sin protección es un factor agravante.

 

Galucoma

Es una enfermedad ocular crónica, debida a lesiones en el nervio óptico causadas por el aumento de la presión en el ojo. Como consecuencia, el campo visual se reduce gradualmente. El tratamiento tiene como objetivo disminuir la presión ocular mediante la administración de gotas diarias. Este tratamiento debe administrarse durante mucho tiempo, ya que de lo contrario el glaucoma provoca ceguera.

 

Retinopatía diabética

Esta es una complicación frecuente, a menudo insidiosa, de la diabetes. Es una enfermedad que afecta a la vascularización de la retina. La diabetes no controlada altera gravemente los nervios y los vasos sanguíneos, lo que puede provocar un desprendimiento de retina.

El edema macular, que puede provocar un descenso importante y en parte irreversible de la agudeza visual, y una hemorragia en el ojo, que puede provocar una pérdida repentina de la vista, son los principales síntomas de la retinopatía diabética.

¿Cómo se prevenir trastornos visuales y afecciones oculares?

La prevención de los trastornos y afecciones de la vista se basa en principios sencillos que deben aplicarse desde una edad muy temprana para evitar o frenar ciertos procesos que pueden resultar peligrosos a largo plazo.

Proteger los ojos del sol

La exposición a la luz solar puede dañar la córnea, el cristalino y la retina temporalmente, aunque a veces este daño es permanente. Por ello, es aconsejable utilizar gafas de sol anti-UV y anti-infrarrojos y un sombrero o gorra.

 

Adoptar un estilo de vida sano y equilibrado

Evitar el alcohol y el tabaco, pues son factores de riesgo que irritan los ojos. El consumo de altos niveles de alcohol no solo afecta a la vista a corto plazo, sino también a largo plazo debido a su efecto secante. Favorece el desarrollo de cataratas y la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

 

Acudir a revisiones periódicas con un profesional

Sobre todo si tienes antecedentes familiares de enfermedades oculares. Considera la posibilidad de acudir a consulta con un profesional de la licenciatura en optometria u oftalmología.

 


 

Continúa leyendo: Carreras que puedes estudiar si quieres ver por la salud ocular de las personas